in

Bankia se compromete a repartir 2.500 millones en dividendos pese a los tipos bajos

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. EFE

Bankia mantiene el rumbo pese a la tormenta que vuelve a azotar al sector financiero. El presidente la entidad nacionalizada, José Ignacio Goirigolzarri, ha insistido este miércoles en que el escenario de bajos tipos de interés en la Eurozona, que apunta a prolongarse mucho más de lo previsto, no cambiará las pautas esenciales de su plan estratégico hasta 2020 ni mucho menos alterará el compromiso del banco con el reparto de dividendos a los accionistas tal y como anticipó en febrero del año anterior.

“Mantenemos nuestro compromiso de distribuir 2.500 millones con independencia de la situación de tipos”, ha afirmado Goirigolzarri durante su intervención en el seminario Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la APIE y patrocinado por BBVA.

El responsable del banco controlado por el Frob ha reconocido que el escenario de tipos en negativos resulta incómodo para la actividad del banco y ha dejado entrever que, de prolongarse, podría obligar a una revisión de los objetivos de beneficio del banco hasta 2020, pero se ha mostrado convencido de que la entidad cuenta con la fortaleza financiera suficiente para mantener sin cambios sus principales objetivos y el reparto de capital entre los accionistas, gracias, entre otras cuestiones a su elevada solvencia y su capacidad para generar capital.

El banco asegura que está cumpliendo con éxito los principales objetivos de su plan estratégico

Goirigolzarri ha explicado que “un plan estratégico es mucho más que un número” y ha insistido en que los principales objetivos del plan (integración con BMN, generación de capital, transformación del mix de crédito) están evolucionando de forma positiva y, en muchos casos, por encima de lo previsto. “Los objetivos que nos marcamos en el plan estratégico que dependen de nosotros los estamos cumpliendo”, ha asegurado.

Esto, sin embargo, no parece ser suficiente para revitalizar la evolución de una acción, la de Bankia, que acumula pérdidas superiores al 50% en los dos últimos años. “Yo sufro con la evolución de la acción”, ha admitido el presidente de la entidad, quien, sin embargo, considera que este castigo responde al difícil entorno en que se mueve la banca europea.

En este sentido, Goirigolzarri ha señalado que la peor evolución de la banca europea frente a la norteamericana en la última década responde al escenario de tipos negativos que se vive en España y también a una regulación compleja e inacabada, que penaliza el desarrollo del sector. “Es muy importante estabilizar la regulación diez años después del comienzo de la crisis”, ha apuntado, al tiempo que ha instado a establecer unas reglas de juego idénticas para los distintos actores del mercado financiero.

Goirigolzarri advierte de que la regulación está limitando el desarrollo de la banca europea

A este respecto, el presidente de Bankia ha advertido que mientras la regulación está limitando sobremanera la capacidad de desarrollo de la banca europea, se está favoreciendo la irrupción y el crecimiento de la denominada banca en la sombra, escasamente regulada, lo que encierra notables riesgos. “Es importante que todos los actores tengamos idéntico tratamiento, sin discriminación, porque lo contrario genera arbitrajes regulatorios desestabilizadores del sistema”, señaló al tiempo que subraya que el shadow banking supone hoy hasta el 40% de la financiación europea, mientras el capital riesgo y los préstamos apalancados gestionan volúmenes históricamente elevados.

Sea por las razones que sea, lo que parece indiscutible es que la fuerte caída de las valoraciones de Bankia dificulta que el Estado avance en el proceso de privatización. Goirigolzarri, defensor tradicionalmente de una rápida privatización del banco, reconoce ahora, no obstante, que no es el momento adecuado para ello. Tampoco contempla por el momento la posibilidad de nuevas operaciones corporativas, como la recurrente especulación de su fusión con Sabadell, aunque, ha admitido, “sabemos que estamos en el mercado y que la situación puede cambiar en cualquier momento”.

En cualquier caso, el banquero ha vuelto a insistir en los distintos logros para la economía que se han derivado del rescate financiero y del que Bankia es el máximo exponente. “Cuando uno mira con perspectiva el rescate bancario, evitó una cascada de eventos muy negativos para el sector financiero y la economía y unos costes para las arcas públicas que eran inasumibles para el país”, ha apostillado.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Air Europa ve una mejora de seguridad en Venezuela y su plantilla volverá a dormir allí

Hacienda devolverá el IRPF de maternidad a quienes reclamaron antes de la sentencia del Supremo