in

El juez cita a declarar a un tuitero por “trato degradante” a los padres de Julen

La abogada de los progenitores del menor ha denunciado a otros dos tuiteros y una página web por hechos similares

El Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid ha citado a declarar en calidad de investigado al tuitero Camilo de Ory por un presunto delito contra la integridad moral, al haber procurado un supuesto «trato degradante» a los padres de Julen, el niño de dos años que murió tras caer en un pozo en Totalán. La actuación judicial responde a la denuncia interpuesta por Antonia Barba, abogada de los progenitores del menor, Victoria García y José Roselló. La declaración tendrá lugar el próximo 21 de mayo a las 10.15 de la mañana.

El tuit al que se refiere la denuncia fue publicado apenas unas horas después de que la Guardia Civil y la Brigada de Salvamento Minero de Asturias hallaran el cuerpo sin vida de Julen a 72 metros de profundidad. «Que digo yo, que el niño también podría escarbar un poco. Ahí esperando con toda la pachorra», decía el usuario de Twitter, que aún mantiene sin borrar dicha publicación, que tiene casi un millar de comentarios.

La letrada presentó la denuncia a mediados de febrero. Días más tarde, interpuso tres más. Dos de ellas, también relativas a tuiteros. La tercera, contra una página de internet «que parece y se presenta como un medio de comunicación», según ha explicado Barba. Todas han quedado encuadradas en el mismo juzgado madrileño. El juez todavía no ha citado a ninguno de los autores de esas publicaciones, que principalmente son insultos e injurias contra los padres del menor. De hecho, la letrada cree que podría encuadrarse como un delito previsto en el artículo 173 del Código Penal, que prevé penas de prisión de entre seis meses y dos años para quien «infligiera a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral».

En el caso de la página del medio informativo —que plantea una serie de teorías especulativas sobre lo sucedido en Totalán, a pesar de que sigue la instrucción en el Juzgado número 9 de Málaga—, el juez ha pedido a la abogada que formule una querella. «Sostenemos que es una situación especial porque hay un agravante de credibilidad: se presentan como prensa y eso hace que la gente los crea más», añade Barba, que tiene un plazo de diez días para presentar su escrito.

Los padres del pequeño ya avisaron en varias ocasiones, durante los 13 días que duró el rescate del menor, de que trasladarían a la justicia a quienes propagaran rumores o se mofaran de ellos en redes sociales. «Lo único que ellos quieren es que paren estos comentarios. A pesar de las denuncias, hay personas que siguen diciendo barbaridades», subraya la letrada de los padres, que espera que, tras esta citación judicial, «la gente se lo piense dos veces antes de escribir lo que no es».

Los padres de Julen están evitando durante las últimas semanas redes sociales como Facebook o Twitter. Sin embargo, los mensajes les llegan en ocasiones de conocidos y amistades que los ven, hacen una captura de pantalla y se los envían a través de WhatsApp. «Lo están haciendo con buena intención, pero al final es peor», añade Barba, que no descarta interponer nuevas denuncias «si continúan los comentarios de algunos tuiteros». «Nosotros no queremos iniciar ninguna guerra: los padres solo quieren que los dejen vivir», concluye la abogada.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Un mando policial acusa a los Mossos de hacer seguimiento al 52% de sus coches camuflados

Detenido el cuñado de Rita Barberá por presunto cobro de comisiones a empresarios