in

El PP censura al menos 67 nombramientos hechos tras el cambio de Gobierno en la Junta

La ‘número dos’ de la Consejería de Salud de Andalucía carga contra su ‘número tres’ por ignorar sus órdenes

La primera bronca política en el traspaso de poderes de la Junta de Andalucía tras la llegada del PP se ha producido este viernes. La nueva viceconsejera de Salud, Catalina García, ha pedido a la directora gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Francisca Antón Molina, que “con urgencia” paralice los nombramientos de los últimos días antes de ser relevada. Es decir, la número dos de la Consejería de Salud, departamento con el mayor presupuesto en la Junta con 9.809 millones, ha exigido a la número tres —nombrada por el Gobierno socialista— que interrumpa sus nombramientos por no estar esos cargos en las previsiones del nuevo Ejecutivo popular.

La nueva dirección de la Consejería de Salud ha protestado porque la directora gerente del SAS, nombrada en junio de 2017, ha publicado más de 60 nuevos nombramientos en el Boletín Oficial de la Junta, unas resoluciones que se han llevado a cabo a pesar de las “instrucciones claras” para que no lo hiciera. Esto es, la exportavoz de Sanidad del PP en el Parlamento andaluz acusa a la alto cargo socialista de insubordinación al incumplir las directrices del nuevo Gobierno. “Es una falta de lealtad institucional”, han definido fuentes de la consejería, que han resaltado nombramientos como la directora de Salud del distrito de atención primaria de Condado Campiña o la subdirectora de Enfermería del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga.

El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, ha advertido que revisarán todos los nombramientos y revertirán todos los que no estén ajustados a derecho por suponer “un menoscabo para los fondos públicos”. Hasta ahora, Moreno ha alabado el traspaso de poderes en Andalucía, con «dos fases». «La primera fue deficitaria al saberse que habría un nuevo Gobierno y la segunda, con una actitud correcta a la hora de informar», ha dicho.

La pregunta es si estos últimos nombramientos respetan de manera escrupulosa la ley en su procedimiento administrativo, si estaban ya previstos o se han acelerado con el cambio de Gobierno, y si la nueva cúpula de la consejería no puede revertirlos por estar blindados o suponer una alta indemnización para las arcas públicas. El nuevo consejero de Sanidad andaluz, el exsenador del PP y médico de familia, Jesús Aguirre, prevé en breve sustituir a Francisca Antón Molina, pero de momento este relevo no se ha producido, según fuentes de la Junta.

El Sindicato Médico Andaluz ha contabilizado 67 nombramientos realizados por Antón Molina desde el pasado 7 de diciembre, cinco días después del vuelco político que desbancó al PSOE tras 36 años de Gobiernos ininterrumpidos. “No dudamos de la profesionalidad de esos cargos, protestamos por las formas poco claras de la Junta saliente. A pesar de que la mayoría son profesionales cualificados, una decena de ellos no soportarían una visión crítica y parece una jugada poco elegante sacar muchos cargos en poco plazo para dejar sin capacidad decisoria a la nueva dirección”, ha criticado Rafael Carrasco, presidente de este sindicato.

El Partido Popular se ha sumado a las críticas de la Junta por la actuación de la directora gerente. “Me parece de una deslealtad sin límites (…). Este tipo de comportamientos no son novedosos en el PSOE (…). Hemos visto de todo en la campaña andaluza en ese sentido, pusieron en marcha campañas de publicidad millonarias en los medios de comunicación”, ha criticado el vicesecretario de Organización, Toni Martín.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Santander pone al frente de su banca privada internacional al ex jefe de Popular en EEUU

Camps se desvincula ante el juez de los contratos con la trama Gürtel