in

El PSOE y Unidas Podemos mandan a Vox al gallinero del Congreso

El partido ultra anuncia un recurso y el naranja lo estudia por haber ubicado al PNV «en un lugar de honor»

El PSOE a la izquierda, Unidas Podemos y PNV en el centro, Ciudadanos y PP a la derecha y Vox en el gallinero. Así ha quedado el orden de asientos del nuevo Congreso de los Diputados, avalado por la mayoría de la Mesa del Congreso y decidido con los votos de los partidos liderados por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, que controlan este órgano ejecutivo. El acuerdo ha contado con el voto en contra de Ciudadanos, que quería mantener una posición centrada y que se queja de no haber sido informado, mientras que el PP ha declinado participar en la votación al no existir «unanimidad». Vox y Ciudadanos estudian presentar recursos.

Los socialistas se reservan con este pacto toda la izquierda del hemiciclo, desplazando a Unidas Podemos al área central pero proporcionando cuatro escaños en primera fila para que se sienten Pablo Iglesias, Irene Montero y otros colaboradores de primer orden de la formación morada. El único diputado morado que estará en otro lugar será Pablo Echenique, que por su discapacidad estará la última fila del hemiciclo entre escaños del Grupo Mixto para mejorar algo la accesibilidad al recinto.

Al PNV, con sus seis diputados, le vuelven a premiar con la primera fila del espacio central del hemiciclo, aunque esta vez en la zona de la derecha. Y detrás de la posición privilegiada de los nacionalistas vascos se ha colocado a los independentistas catalanes de ERC con sus 15 escaños.

La situación privilegiada del PNV, con sus seis escaños, ha incomodado sobremanera a Ciudadanos. Su portavoz, Inés Arrimadas, ha tildado esa ubicación «de honor» como un «premio» y ha anunciado que estudiarán un posible recurso.

Por su parte, el Grupo Popular ha visto invadido su espacio natural de la derecha del Congreso con la presencia de los parlamentarios de Ciudadanos, que salen de la franja central que ocupaban en las dos últimas legislaturas. Así, la primera fila del tercio de la derecha estará ocupada, por un lado, por Pablo Casado y su equipo más próximo, que repiten en sus mismos escaños, y al otro lado estará Albert Rivera y su núcleo de Ciudadanos.

En cuanto a Vox, con sus 24 diputados, queda marginado en el gallinero, en las últimas filas del área central del hemiciclo, justo detrás de los independentistas catalanes de Esquerra. Su portavoz en la Cámara, Iván Espinosa de los Monteros, ha avanzado que recurrirán ese reparto pero con cierto tono de resignación: «Los de Vox ya venimos llorados de casa». Y agregó: «A Vox, con 24 diputados muy activos aquí, nos van a ver todos los días haciendo cosas y, les guste o no, vamos a estar en la actividad parlamentaria a diario».

Los parlamentarios de Vox se quedarán así de entrada justo detrás de los 14 ya habilitados de ERC, a la espera de lo que se decida sobre el eurodiputado y político preso Oriol Junqueras, que aún no ha tomado la decisión formal de renunciar a su acta. Junqueras está suspendido de sus derechos y deberes por decisión de la Mesa del Congreso y prisión preventiva al estar siendo juzgado por su implicación en los actos presuntamente ilegales del proceso independentista en Cataluña. Santiago Abascal y los otros 23 diputados del grupo de ultraderecha estarán detrás también del PNV.

En las filas superiores, pero en la parte izquierda, los cinco miembros de la Mesa del PSOE y Unidas Podemos han situado a los diputados del Grupo Mixto, que integran Junts, Bildu, Coalición Canaria, Unión del Pueblo Navarro, Compromís y el Partido Regionalista Cántabro.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Iglesias negociará con Sánchez un “Gobierno de cooperación”

El abogado de Forn alega que el Govern “abandonó el poder” tras la DUI