in

‘First Dates’: La curiosa relación de Sonia y Verónica, madre e hija, que se quitan los novios

Verónica se lleva muy bien con su madre y lo han demostrado en ‘First Dates’

El programa 807 de ‘First Dates’ nos ha traído a una madre e hija que tienen una curiosa relación. Sonia y Verónica se consideran más que familia, amigas, y han llegado hasta el programa de Carlos Sobera para conocer un hombre para cada una y que, sobre todo, las soporte y “contenga la locura de mi hija” confesaba Sonia.

Y es que ambas tienen una relación muy abierta. Sonia sale con los amigos de Verónica. Van a fiestas techno, y hasta algunos novios se han quitado. “Yo le he dicho a mi madre que me he liado con alguien, y me suelta que ella también” comentaba entre risas Verónica. Para Sonia, la madre ha llegado Juan Carlos, un camionero que antes ha tenido que pasar el filtro de Verónica. “Yo tengo que poder llamarle papá y que me de la paga” le advertía Verónica.

La hija de Sonia ha ido recibiendo a varios comensales, empezando por Lorenzo, ante su sorpresa. Lorenzo y Verónica se conocían y son algo más que amigos, pero como Verónica afirmaba, “no se podía saber”, y ‘First Dates’ lo ha descubierto. Pero Lorenzo no era su cita, y para Verónica ha llegado Miguel, un informático que pasa su tiempo libre en el gimnasio y con la música.

El inicio de la cita no ha sido muy esperanzador y los dos no han conectado demasiado. Al otro lado del restaurante, la madre de Verónica, Sonia, ha aceptado una segunda cita con Juan Carlos, prometiendo enseñar a bailar a su pareja.

Verónica no ha gustado a Miguel sobre todo por su aspecto más loco, y al final cada uno se ha ido de fiesta solo y por separado de ‘First Dates’.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Alejandro Albalá ya sabe quiénes son sus enemigos nada más entrar en ‘GH DÚO’

Así ha recibido la audiencia el estreno de ‘Todo es mentira’, “el Hacendado de Zapeando