in

La familia importa: tener bisabuelos, primos con alzhéimer aumenta el riesgo de padecer la enfermedad

Un gran estudio epidemiológico muestra que tener familiares de segundo grado y tercer grado que han padicido la enermedad constituye un factor de riesgo

Tener un padre o una madre con alzhéimer aumenta el riesgo desarrollar la enfermedad. Pero también se incrementa si hay familiares de segundo y tercer grado que hayan padecido esta devastadora patología.

Un estudio publicado en « Neurology» ha llegado esta conclusión tras analizar los datos epidemiológicos de más de 270.000 personas procedentes de la base de datos de la población de Utah, que incluye la genealogía de los pioneros de Utah desde el siglo XIX y sus descendientes hasta la actualidad. La base de datos está vinculada a los certificados de defunción de Utah, que muestran las causas de la muerte y, en la mayoría de los casos, las razones que han contribuido a la muerte.

«La historia familiar es un indicador importante del riesgo de enfermedad de Alzheimer, pero la mayoría de las investigaciones se centran en los casos que se han producido en los familiares inmediatos», señala la autora del estudio, Lisa A. Cannon-Albright, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah en Salt Lake City (EE.UU.). «Hemos visto que tener una visión más amplia de los antecedentes familiares puede ayudar a predecir mejor el riesgo. Estos resultados podrían conducir a mejores diagnósticos y ayudar a los pacientes y sus familias a tomar decisiones relacionadas con la salud».

Los familiares de primer grado incluyen padres y hermanos que comparten ambos padres, los de segundo grado incluyen abuelos, tías y tíos ry hermanos que comparten uno de los progenitores y los de tercer grado incluyen bisabuelos, tíos abuelos, tías abuelas y primos hermanos.

«Se trata de un gran estudio epidemiológico de más de 270.000 personas para conocer si familiares no sólo de primer grado, sino familiares con parentesco de segundo grado y tercer grado, tienen importancia por haber padecido alzhéimer como factor de riesgo en el futuro para una persona», señala a ABC Salud Rafael Arroyo, jefe del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo.

Los resultados, afirma el experto español, nos muestran que «tener o haber tenido un familiar de primer grado, padre o hermano, con alzhéimer, incrementa el riesgo de forma moderada de padecer la enfermedad». Pero además, añade, «nos indican que también puede resultar importante revisar todos los familiares de segundo o tercer grado de parentesco que hayan podido tener alzhéimer, porque también puede contribuir a que sea un factor de riesgo».

Tener o haber tenido un familiar de primer grado, padre o hermano, con alzhéimer, incrementa el riesgo de forma moderada de padecer la enfermedad

El estudio muestra que, las personas con un pariente de primer grado con alzhéimer, tenían un riesgo de un 73% mayor de desarrollar la enfermedad. Aquellos con dos familiares de primer grado tenían cuatro veces más probabilidades de desarrollar la patología y los que tenía tres eran dos veces y media más probables; y aquellos con cuatro eran casi 15 veces más propensos a desarrollar la enfermedad de Alzheimer. De las 21 personas en el estudio con cuatro familiares de primer grado con Alzheimer, seis tenían la enfermedad.

De las 21 personas en el estudio con cuatro familiares de primer grado con Alzheimer, seis tenían la enfermedadUn historial familiar de la enfermedad no es la única causa posible. Puede haber causas ambientales

Y en cuento a los que tenían un pariente de primer grado y un pariente de segundo grado -un padre y un abuelo con la enfermedad, o un padre y una tía o tío-, el riesgo era 21 veces mayor. .

No obstante, reconoce Rafael Arroyo, «tiene que haber otros factores ambientales y no ambientales, como es la edad y otros no bien conocidos, que sean los que den la predisposición fundamental para padecer la enfermedad de alzhéimer, y estos otros factores están todavía en investigación».

«Todavía hay muchas incógnitas acerca de por qué una persona desarrolla la enfermedad de Alzheimer», apunta la autora del estudio. Al igual que el experto español, Cannon-Albright considera que «un historial familiar de la enfermedad no es la única causa posible. Puede haber causas ambientales. Todavía se necesita más investigación antes de que podamos brindar a las personas una predicción más precisa de su riesgo de la enfermedad».

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Facebook se enfrenta a investigación por intercambio de datos privados

Los peligros de abusar de las pastillas para dormir