in

Los Del Pino pinchan con las renovables: pierden la mitad de su inversión en Ebioss

Contenedores de Ebioss Energy. Ebioss Energy

Algunas de las inversiones de la familia Del Pino en el sector de las energías renovables atraviesan horas bajas. Los principales accionistas de Ferrovial tienen a través de dos de sus Sicav -Chart Inversiones y Allocation- posiciones en Ebioss Energy, la primera compañía internacional que cotiza en el MAB y que afronta un severo proceso de reestructuración.

Ambas Sicav tienen en cartera un bono de esta compañía con una rentabilidad del 7%  y vencimiento en 2020, que está rindiendo negativamente. El título que tiene en Allocation está valorado en 924.000 euros, cuando en junio del año pasado lo estaba en 1,5 millones. Por su parte, Chart Inversiones tiene una posición que actualmente está valorada en 924.000 euros y que al cierre del primer semestre de 2018 sumaba 1,5 millones.

Pactio, la firma que gestiona las Sicav de la familia, ha recortado un 50% el valor de este activo por las dificultades del grupo de gestión de  residuos

La firma gestora de las Sicav, Pactio, ha decidido valorar este activo al 50% de su valor a la espera de que finalice el plan de reestructuración en el que se encuentra inmersa la compañía, según consta en el último informe de ambas Sicav, registrado en la CNMV, referente al cierre de marzo.

Ebioss Energy es un grupo tecnológico internacional referente en el sector del tratamiento de residuos cuyas principales tecnologías son la gasificación de residuos de CDR y Biomasa -con tecnología EQTEC Gasifier Technology- y la gestión inteligente de residuos urbanos mediante contenedores soterrados gestionados por radio frecuencia a través de la tecnología IT de Winttec.

 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Fridman ultima un acuerdo con la banca tras hacerse con el control del Grupo Dia

El Gobierno planeaba encarecer las horas ‘extra’ en trabajos de media jornada antes del registro horario